<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d14073071\x26blogName\x3dCAFEDITOLANDIA!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cafedito.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CL\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cafedito.blogspot.com/\x26vt\x3d5880078415510119148', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Siéntanse absolutamente libres de visitar CAFEDITOLANDIA cuando les plazca. Mis duendes bloggeros y yo siempre estamos tratando de lograr el mejor ambiente para nuestras visitas. Cualquier reclamo, duda o sugerencia, dirigirse a las direcciones de la Vocería. Eso sería, ¿no?
"Inferno" de Dan Brown

viernes

Me fui a negro


En este mundo nada es verdad ni nada es mentira, todos somos del color del cristal con que se mira. ¡Qué razón tenía el poder! Sí, porque hay gente que se pone verde de envidia, las hay que se pasan de castaño oscuro y los que se ponen morados de comer. Colores hay para todos los gustos.
El otro día un amigo me preguntó:
- ¿Por qué te gusta el humor negro?
Yo le dije:
- Con coma o sin coma.
Sí, porque no es lo mismo "por qué te gusta el humor negro" que "por qué te gusta el humor, negro". No pues, no tengo ningún complejo racial. Pero es que se hace muy mala utilización del negro. Yo no soy negro. Pero estoy seguro que debo tener por ahí antepasados del Africa de lo que estaría muy orgulloso. Es más, sería capaz de ponerme un letrero que dijera "africano" si así fuera.
¿Cómo lo dividiría en sílabas? Podría poner "africa-no", pero sería muy racista; o "afri-cano", pero ahí sonaría a familiar de los hermanos Cano; creo que finalmente le pondría "afric-ano". así la gente de mente limpia leería afric con el sufijo ano que indica procedencia, aunque la gran mayoría leerá el culo de Africa.
En fin. Yo no soy negro. Por qué debería permitir que me llamen "negro" a mí, si "negro" le llaman a todo lo malo: que día más negro; que alma más negra; un corazón negro; una suerte negra; un negro porvenir, que se debe referir a una negra embarazada (porque si es un negro por venir)...; esto parece comida de negros; el mercado, si es prohibido, mercado negro; si el cine está lleno de asesinatos, cine negro; ¿conocen un beso más feo que el beso negro?
Últimamente, los científicos nos tienen a todos preocupados con el agujero negro, ¿por qué? Si es algo abstracto, ¿cómo sabes que es negro? Si se traga todo, podemos llamarle agujero hijo de puta. Aunque mejor no doy ideas porque serían capaces de llamarlo agujero hijo de puta negro.
Por eso es que muchos negros no quieren que se les llame así. Es como si la palabra "negro" ya trajera mala suerte. Como los gatos negros po. Por eso muchas personas dicen "personas de color". Pero resulta que eso incluso es anticientífico. Cuando estaba en el colegio me enseñaron que los colores van del infrarrojo al ultravioleta. ¿Dónde está el negro? No está. Todos sabemos que es ausencia de color. Pero no se lo digan a un negro. Porque si no tiene poder político, ni económico, le dices que no tiene color y te manda una feroz patada en la raja. El cuerpo negro absorbe toda la luz de su alrededor. Lo que quiere decir que la naturaleza es una maldita cabrona porque entonces los negros gastan más luz que los blancos.
Aún así admiro a los negros que luchan por su cultura: Naomi Campbel, Denzel Washington, Michael Jackson-Pérez y Steve Wonder, aunque este último no es el más representativo, porque no lo tiene claro... a él le han dicho que es negro.

jueves

Cosas buenas

Derrepente me da por pensar en las cosas que he hecho. Y si bien por ahí escribí que he hecho pocas, las he hecho con todas mis energías y mi corazón.
La cosa más importante que he hecho sin lugar a dudas es poder participar en el Grupo de Teatro del Liceo Lastarria. Pero sobre ello ya he escrito bastante.
Otra cosa que dentro de todo me tiene bastante conforme es estar sacando adelante mi carrera, aún cuando he pasado por unos fuertes altos y bajos acerca de mi vocación.
Estoy cursando nuevamente mi 6º semestre de Licenciatura en Educación c/m en Pedagogía en Inglés en la UMCE (ex-Pedagógico). Nuevamente porque tras unos problemillas de índole laboral-académicos con un profesorcito de la universidad tuve un encontrón, donde lamentablemente salí perdiendo. Pero bueno, cuento viejo ese, ya estoy haciendo de nuevo el ramo en cuestión.
Yo tuve claro que sería Profesor de Inglés, sólo cuando me vi dentro de una sala de clases en una universidad junto a otras personas que perseguían lo mismo. Han pasado casi cuatro años desde entonces y lo único que podría agregar es que he aprendido harto inglés y el bichito de querer ser un educador ha ido alimentándose de a poquitito.
Lamentablemente me ha ido bien, a pesar del episodio con ese profesor, podría decirse, sin querer darme ínfulas, que soy un buen alumno. Entre mis actuales metas está la de postular a una beca de intercambio cultural que ofrece el Concilio Británico, que consiste en irse para Gran Bretaña como Ayudante de Español. Serían nueve meses donde aprendería mucho y donde cumpliría un gran sueño, poder viajar a Europa.
Pero hay que ir paso a paso.
Gracias a mis estudios he podido ya hacer clases en forma particular. Desde el año pasado realizo clases de reforzamiento todos los sábados (sujetos a disponibilidad) en el Liceo Lastarria. Y desde ahí mismo han ido saliendo mis alumnos particulares.
Me siento bien cada vez que puedo enseñar y compartir lo que yo he ido aprendiendo. No sé si eso es tener vocación pedagógica, pero creo que lo hago bien al menos.
Bueno... aquí pude escribir algo diferente y nuevo después de venir escribiendo sobre el mismo tópico hace rato.
Sólo puedo decir que estoy bien y muy contento con lo ocurrido recientemente y que lo único que deseo es que este final de año sea simplemente inolvidable para todos.
Aps... y Feliz Primavera... jaja...

domingo

Aclarando el adiós

Debo hacer una aclaración pública, que hace directa referencia al posteo anterior a éste ("Adiós").
Se supone que me iba a retirar del Grupo de Teatro. Pero tras una nutrida, profunda, seria y larga conversación de no más de cuatro minutos con el Director del grupo en cuestión, me quedó claro que por ahora, y por un buen rato más, no puedo dejar esa familia.
Porque ni yo me lo creía... y es cierto.
Así que lo del adiós, lo pueden ir olvidando por ahora. Me quedo hasta que me echen o me pase algo grave que me impida seguir dando mis energías para apoyar a mis hermanos teatreros en lo que esté a mi alcance.
Aprovechándome del pánico, paso altiro el aviso del próximo flamante estreno de la obra 2005 del Grupo de Teatro del Liceo Lastarria, cuya fecha de estreno aún está en carpeta, pero que se proyecta por ahí por el primer o segundo viernes de Octubre. La obra lleva por título "Malas Juntas", y a grandes rasgos les puedo adelantar que es una comedia como las que este grupo teatral no más sabe hacer, y cuya historia transcurre en un muy particular cité, donde coexisten entre otras cosas gangsters, artistas y varios otros personajes que harán de esta obra, a juicio personal, una obra de antología dentro de la historia del Grupo de Teatro del Liceo Lastarria.
Yap... aclaración e invitación hechas entonces...
Como bien supondrán entonces, estoy muy contento con seguir permaneciendo en el único lugar donde me siento útil y estimado por las cosas que puedo hacer y aportar... más contento porque se oficializó el hecho de que el Profesor Sergio Vargas ha sido ratificado en su puesto de Profesor de Lenguaje y Comunicación y como Director del Grupo de Teatro del Liceo Lastarria.
No queda más que decir entonces que: "Hasta la muerte con el Grupo de Teatro del Liceo Lastarria".
Chau.

miércoles

Adiós

Desde el primer momento en que te conocí, me sorprendiste. Desde entonces no paraste de sorprenderme y te lo agradezco mucho.
Me has enseñado cosas que no aprendí ni aprenderé en ninguna otra parte. Y también te lo agradezco.
Me demostraste que los sueños sí se pueden hacer realidad, pero que para ello se necesita trabajar duro y disciplinadamente. Gracias.
Me has convertido en lo que soy hoy y eso sí que te lo agradezco. Sin ti, sin haberte conocido, probablemente ya no estaría acá. Y para eso, las gracias no bastan.
Me presentaste personas a quienes estimo y admiro mucho. Los he querido tanto o más que a mi propia familia. De hecho así los llamo, pero tú ya sabes.
Pero todo ciclo llega a su fin. Los que llegaron conmigo ya no están. Se fueron hace tiempo. ¡Cuanto los extraño! Tú también debes extrañarlos. Pero siempre recibirás sangre nueva con nuevos sueños e ideales. Estoy seguro que a todos ellos los dejarás tan o más contentos que a mí.
Casi seis años. Casi seis años hemos compartido muchas historias. Tú las has compartido desde antes de mí y las seguirás compartiendo después de mí.
Hace poquito pasamos un gran susto todos. Pensábamos que tu creador se iría y no volvería más. Que largos fueron esos días. Pero esa tormenta ya pasó y tú sigues ahí, como siempre, con él.
Bueno. Te escribo todo esto para desearte el mayor de los éxitos. Me voy muy contento por las cosas que he podido hacer contigo. Ojalá tú hayas quedado conforme con mis esfuerzos, que nunca fueron suficientes. Te llevo en un lugar muy reservado de mi corazón. Me uno a los que sólo les queda recordarte como una gran etapa y experiencia. Para mí, siempre serás lo mejor que me ha pasado.
Me despido al fin y esta vez sin llantos ni arrepentimientos... te dejo para ejercer todo lo que me has enseñado en la vida diaria... vida que por lo demás he tenido algo descuidada... te dejo para terminar de madurar.
Por la mierda que te echaré de menos. Pero está bien. Ya pasó mi tiempo. Es el turno de otros. Que sin duda lo harán mejor. Y a los muchachos, harta mierda no más. Den todo lo que puedan dar, porque nunca es suficiente. Pero tampoco se sobreexijan. Los quiero mucho a todos.
Adiós.

Adiós mi querido Grupo de Teatro del Liceo Lastarria. Te quise, te quiero y te querré siempre.

jueves

Nada que contar

Hoy me puse a pensar en todas esas cosas maravillosas que algún día le contaré a mis hijos y nietos. Y sólo tardé medio minuto en hacerlo.
Siento que he hecho tan poco en mi vida. En estos casi veintidós años de existencia, mis experiencias se pueden reducir a un par de emociones fuertes, gracias a un padre muy poco cariñoso (algo que orgullosamente reconoce haber heredado de mi abuelo... y que a mí me da miedo heredar); a las experiencias vividas en estos casi seis años dentro de un grupo de teatro, que casi se ha vuelto más importante que mi propia familia; a mis ya cada vez más constantes crisis vocacionales, que tienen que ver con la carrera que estoy estudiando; a mi eterna soltería; a la crisis de identidad sexual de la que fui protagonista hace muy pocos meses... sumando y restando, las experiencias que podría llegar y querer contarles a mis herederos, han sido experiencias donde no lo he pasado precisamente bien, exceptuando, claro, las que he vivido dentro del grupo de teatro.
Quizás sólo sea yo, pero me da miedo imaginar el día en que mis hijos me pregunten: "Papá, ¿cuántos amigos tenías cuando eras chico?" "¿Cuántas pololas tuviste?" "¿A cuántas fiestas o carretes fuiste?" "¿Tú hiciste el Servicio Militar?" "¿Juguemos a la pelota?"... pero más que las preguntas... me da miedo la fatal, pero única respuesta hasta el momento... "Hijo/a... no tengo nada que contar"

lunes

Echarle pa'elante no más

Ya.
Se ha asentado el tema del Grupo de Teatro en el Liceo Lastarria... el tiempo y el trabajo de sus integrantes, lo sacarán adelante... de eso, estoy muy seguro.
Sergio Vargas también está definiendo su futuro laboral... mucha mierda y éxito para usted.
Yo también me retiré del Grupo de Teatro finalmente... tras seis años, he decidido ser consecuente con la decisión de nuestro director... al menos he decidido hacerlo por lo que queda de temporada... ya veremos qué ocurrirá el próximo año...
Y mientras el huracán María Eugenia dejó a varios damnificados en un pequeño y humilde grupo de muchachos con sueños e ilusiones, en una de las ciudades del país más poderoso del mundo, el huracán Katrina dejó la mansa cagadita. Es que no hay una mejor definición para lo que ocurrió en Nueva Orleans y otras tantas ciudades del sudeste norteamericano.
He visto en los noticieros las imágenes devastadoras del paso de este nuevo huracán y sus terribles consecuencias, y la verdad es que son imágenes que acongojan a cualquiera (subentiéndase que me refiero a personas que sienten).
Pero entre el sufrimiento de toda esa gente y el desastre estructural, que tardará meses en ser reparado, y que uno percibe a través de las imágenes, también he sido capaz de notar algo por lo que hoy se critica mucho al caballero que rige ese país.
¿Por qué un país que es tan poderoso tardó tanto en ayudar a sus propios ciudadanos? ¿Y por qué en las imágenes que fueron proporcionadas al mundo por los medios de comunicación, vimos en su mayoría solamente a gente de raza afroamericana? ¿Abandonados? ¿Discriminados? ¿Ningún plan de contención? ¿Por qué el ejército y sus destacamentos de salvación tardaron tanto? ¿Qué mierda le pasó al Gobierno Yankee? ¿Culpa del señor Arbusto?
En fin. Muchas preguntas, probablemente para un misma respuesta. Yo ofrezco humildemente la mía:
No hay gobiernos, ni gobernantes, ni gobernados, ni ejércitos que pueden hacer frente a una tragedia así de grande.
Ya se ha reconocido que tardará meses la reconstrucción de todas las ciudades dañadas. Y años en sanar la mente de todas aquellas personas que pudieron sobrevivir. Grandes sobrevivientes al fin y al cabo. A quienes sólo les queda, al igual que a mis hermanos del Grupo de Teatro, echarle pa'elante no más.
La vida sigue su curso y de pronto nos pone pruebas demasiado difíciles e incluso crueles. Para los ciudadanos de Estados Unidos, mis más sinceras condolencias por todo lo que han perdido y todas mis fuerzas para que salgan adelante. Y para mis hermanos teatreros, mucha fuerza para lo que queda del año.
    Puede ser que quede
    un solo instante o una eternidad
    no sabes lo que tienes por andar
    el tiempo lo dirá.
    Puede ser que todo lo que sueñes
    se haga realidad
    que un segundo en el camino pueda más
    que una vida entera en la oscuridad
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás
    Cada vez que pierdas la partida
    juega una vez más.
    Recuerda que la herida sanará,
    atrévete y verás.
    Cada vez que sientas que la vida
    te ha dejado atrás
    no olvides que aún hay tiempo
    para despertar
    un nuevo sentimiento
    grande como el mar.
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás
    Cada golpe del destino
    cada amigo que se va
    deja huellas que ni el tiempo borrará.
    Cada paso en el camino
    nos acerca un poco más
    a ese sueño que algún dí­a llegará.
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás