<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d14073071\x26blogName\x3dCAFEDITOLANDIA!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cafedito.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CL\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cafedito.blogspot.com/\x26vt\x3d5880078415510119148', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Siéntanse absolutamente libres de visitar CAFEDITOLANDIA cuando les plazca. Mis duendes bloggeros y yo siempre estamos tratando de lograr el mejor ambiente para nuestras visitas. Cualquier reclamo, duda o sugerencia, dirigirse a las direcciones de la Vocería. Eso sería, ¿no?
"Inferno" de Dan Brown

viernes

Descanso

Al despertar sintió que tanto su cuerpo como su mente no querían hacer otra cosa más que seguir descansando. Hace días, probablemente semanas ya, que cada nuevo día le costaba más y más retomar el "normal" desarrollo de sus actividades. Durante un par de minutos, que para él sólo fueron segundos, batalló con mucha fuerza para convencerse de que sus obligaciones comenzaban con sacar su cuerpo de la cama, llevarlo a la ducha y vestirse como de costumbre para hacer lo de costumbre. Obligaciones que cada vez se hacían, incomprensiblemente, vanales o superficiales. ¿Qué había sido de sus sueños?  Cansancio. Todo se resumía en eso. Todo era cansancio. No pudo levantarse y siguió durmiendo. Esta vez las obligaciones no bastaron. Siguió durmiendo. Desconectó la alarma y durmió sin vacilar. Cuando trataba de volver a conciliar el sueño, sintió que por primera vez, en mucho tiempo, hacía lo correcto. ¿Lo correcto? Arrepentimiento no sintió. Miedo no sintió. De culpa ni hablar. Es que no tuvo el tiempo para sentir esas cosas. Tras volver a dormirse, tras dejar atrás ese cansancio responsable de su decisión, tras extrapolar su mente a lo intangible, por primera vez en mucho tiempo, soñó. Tuvo el sueño más placentero que recordaba. Soñó. Y sólo así se dio cuenta que había podido descansar en mucho, pero mucho tiempo.

Comments on "Descanso"

 

post a comment
    Puede ser que quede
    un solo instante o una eternidad
    no sabes lo que tienes por andar
    el tiempo lo dirá.
    Puede ser que todo lo que sueñes
    se haga realidad
    que un segundo en el camino pueda más
    que una vida entera en la oscuridad
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás
    Cada vez que pierdas la partida
    juega una vez más.
    Recuerda que la herida sanará,
    atrévete y verás.
    Cada vez que sientas que la vida
    te ha dejado atrás
    no olvides que aún hay tiempo
    para despertar
    un nuevo sentimiento
    grande como el mar.
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás
    Cada golpe del destino
    cada amigo que se va
    deja huellas que ni el tiempo borrará.
    Cada paso en el camino
    nos acerca un poco más
    a ese sueño que algún dí­a llegará.
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás