<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d14073071\x26blogName\x3dCAFEDITOLANDIA!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cafedito.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CL\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cafedito.blogspot.com/\x26vt\x3d5880078415510119148', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Siéntanse absolutamente libres de visitar CAFEDITOLANDIA cuando les plazca. Mis duendes bloggeros y yo siempre estamos tratando de lograr el mejor ambiente para nuestras visitas. Cualquier reclamo, duda o sugerencia, dirigirse a las direcciones de la Vocería. Eso sería, ¿no?
"Inferno" de Dan Brown

miércoles

Sir Hugh House


Buen día, visitantes.
Esta vez quise tomarme por primera vez la libertad de escribir acerca de alguien verdaderamente famoso.
Se trata ni más ni menos que del distinguido actor británico Hugh Laurie, más conocido como el doctor
House. La inspiración para escribir este post se la debo a la lectura que hice del artículo "El Talento Detrás Del Doctor House" realizado por Marcela Escobar de la revista Sábado de El Mercurio. ¿Y por qué? Porque sencillamente admiro mucho el trabajo dramático que ha hecho este señor al interpretar tan bien a este tan poco convencional médico.
A sus 48 años, James Hugh Calum Laurie es hoy por hoy uno de los actores de la pantalla chica estadounidense mejor pagados, gracias a los cerca de 300 mil dólares que recibe por cada capítulo grabado. Si pensamos que cada temporada tiene 24 capítulos... uff!!... ¿a quién no le gustaría ser Gregory House un ratito no más?
Pero de acuerdo a este artículo que leí, el actor no lo está pasando precisamente muy bien. La explicación es, al parecer, muy simple. Este oriundo de Oxford, Inglaterra, no sólo dejó atrás su título de Antropólogo del Selwyn College de Cambridge, sino que lo que más valora en su vida: su familia. Lo que lo tiene sumido en una fuerte depresión.
Las grabaciones de
Dr. House, que ya está presentando su cuarta temporada por el canal
Fox, en Santa Barbara, California, lo tienen muy alejado de su hogar en Londres, donde su esposa Jo Green y sus tres hijos, Charlie, Bill y Rebecca sin duda deben extrañarlo mucho y tienen que conformarse con verlo cada semana por la televisión... irónico, cojo y adicto al Vicodin.
Pero de acuerdo a datos que entrega
Wikipedia sobre el actor, los problemas depresivos han sido parte de su vida desde 1996, cuando se dio cuenta que tenía un problema. Ese año participó en un derby de demolición
para caridad, y se dio cuenta que en vez de sentir miedo o emoción por conducir entre autos que explotaban, sólo sentía aburrimiento. Laurie comentó después a una revista que "esa no era la respuesta apropiada ante autos que explotan". Desde entonces se controla regularmente su depresión clínica con un psicoterapeuta. Es más, ha reconocido que una vez probó el Vicodin como parte de su preparación para el rol de Gregory House.
Pero en fin. De todas formas Hugh Laurie es reconocido como un gran comediante en Inglaterra donde ha participado en varios shows televisivos, como "A Bit of Fry and Laurie", junto a su amigo Stephen Fry, quien reconoce a Laurie como "un músico brillante que toca piano y guitarra. Tiene una voz fantástica pero nunca canta. Todo, porque no quiere parecer un presumido". O dicho de otra forma, porque no quiere
parecerse al personaje que encarna brillantemente. Tan buen músico debe ser, que integra junto a otros actores la banda Band from TV que se presenta principalmente en actos de caridad.
Pero aunque le pese y no quiera reconocerlo, Hugh Laurie ha tocado el cielo con su interpretación del doctor más irónico, irreverente y menos convencional de todos los tiempos. Algo así como una especie de venganza por haber sido catalogado siempre como un actor de segunda o tercera clase, sólo útil para comedias de televisión. Y ha sido gracias a su trabajo, tremenda autocrítica, que lo hace muy parecido a House, y su perseverancia, que lo hace ver invencible ante su depresión, que ha logrado, por ejemplo, ganar durante dos años consecutivos el Globo de Oro como Mejor Actor Dramático de una Serie de Televisión y ser nombrado Caballero del Imperio Británico por sus servicios al género drámático, el 23 de mayo del presente año por la mismísima Reina Isabel II. Desde entonces, Sir Hugh Laurie se ha convertido en uno de los personajes más famosos y reconocidos en toda Gran Bretaña y, por qué no, en el mundo.
Agreguémosle un dato más. El año 2006, según la revista Life fue considerado el artista más versátil de todos los tiempos. Esto, porque no sólo se ha destacado en su papel del Jefe de la Unidad de Diagnósticos del Hospital Princeton-Plainsboro, sino también porque, como ya se mencionó, es un talentoso músico, escritor, productor e incluso director. Entre sus trabajos literarios se encuentran "Una Noche de Perros" y "The Paper Soldier".
Con tod
o este enorme talento, Hugh Laurie, tras algunas reconocidas apariciones en la pantalla grande en películas como "Sensatez y Sentimientos" y la saga de "Stuart Little", ha dado vida al médico que cojea producto de una necrosis muscular en su pierna derecha y que según él "Todos mienten". Es un doctor capaz de humillar a los tres doctores que tiene a cargo, no cree en lo que dicen sus pacientes, es capaz de robarle los remedios a un muerto y falsificar las recetas de sus colegas para conseguir droga. Un sarcástico insoportable, sin modales ni escrúpulos ni límites, que aún así se las arregla siempre para resolver con genialidad casos médicos muy difíciles.
El personaje, según el artículo del Sábado, está inspirado en Sherlock Holmes, "con quien comparte el perfil de adicto, la prepotencia, las virtudes musicales y hasta la misma dirección postal".
Así y todo, la insolencia de House parece ser su mayor virtud y defecto, mientras que Hugh Laurie opina que "paradójicamente, si hay algo que odio es la mala educación". De todas formas, el actor parece compartir con su personaje hasta las mismas depresiones y una faceta autodestructiva que se grafica perfecto en la siguiente frase de Laurie: "Soy razonablemente bueno en un montón de cosas pero no soy grandioso en nada todavía. Soy un escritor razonablemente bueno, pero no escribo como Martin Amis. Probablemente actúo mejor que Martin Amis, pero no tan bien como Kenneth Branagh, aunque toco el piano mejor que Kenneth Branagh".
No hay duda. Como toda persona brillante, Sir Hugh Laurie tiene su lado lunático... como Gregory House.

martes

Esclavos


Buen día, visitantes.
El día de hoy fue un día de reflexiones en la universidad. Y fue extraño. Se me olvida a veces que estoy estudiando una carrera humanista. Hoy sucedió eso en la clase de Cultura y Civilización de Estados Unidos. Por un rato, fuimos más humanos que nunca.
La clase de hoy giró en torno a la Guerra Civil que ocurrió entre 1861 y 1865 en la tierra de los tornados y el béisbol, donde los estados que existían en esa época estaban divididos en dos bandos: los del norte y los del sur. Los segundos simplemente querían convertirse en una nueva nación bajo el nombre de "Estados Confederados" porque se oponían a que los estados pertenecientes a la "Unión" quisieran a abolir la esclavitud en toda la nación. Y esto se explica porque la economía de los confederados dependía principalmente del tremendo esfuerzo de los esclavos de raza negra, tratados como herramientas, que trabajaban los campos de algodón, tabaco y arroz, mientras los terratenientes y aristócratas eran quienes disfrutaban de las ganancias. Todo esto mientras que sus vecinos de los estados del norte consideraban muy injusto el trato hacia estos seres humanos, que por el sólo hecho de ser de diferente etnia eran vejados y explotados. Y si a esto le sumamos la premisa que posee la constitución de los Estados Unidos que plantea que "todos los hombres nacemos iguales", entonces todo indicaba que no había otra solución más que el uso de fuerzas militares.
Cuento corto, Abraham Lincoln, candidato de los estados del norte resultó electo presidente y los del sur comenzaron a ponerse nerviosos, porque sabían claramente lo que se les venía. Tras la postura, ahora gubernamental de abolir la esclavitud, los del sur también radicalizaron su postura y así, un 12 de abril de 1861, las armas confederadas abrieron fuego en el Fuerte Sumter dando inicio a la guerra más sangrienta y violenta realizada en suelo estadounidense en la historia.
Esta guerra hizo famosos al General Lee y al General Grant, del sur y del norte respectivamente, siendo el segundo el que atrapó al primero obligándole a rendir su ejército sin más violencia para la nación norteamericana. El asunto este ocurrió en Appomattox un 9 de abril de 1865, a casi cuatro años exactos de comenzada la guerra.
El mismo año, y una vez reunificado el país como una sola nación, el Congreso ratificó la 13ª Enmienda a su Constitución que abolía definitivamente cualquier forma de esclavitud en suelo norteamericano. Un punto para Lincoln en la historia del mundo. El problema es que cuatro días después del término de la guerra que abolió la esclavitud, Lincoln sufrió el atentado que le costó la vida. ¿Humor negro?
Como sea toda esta información nos sirvió como grupo de estudiantes para, entre otras cosas, discutir sobre qué asuntos nosotros nos mostramos prejuiciosos o de plano racistas. Hubo muchas respuestas simpáticas. Algunas bastante fuertes y sorprendentes. Pero la conclusión fue la misma: nada se compara a lo que significó traficar personas con el simple fin de volverse más ricos a costa de su trabajo.
Y ustedes, ¿qué harían si sus vidas tuvieran precio?, ¿cuántas veces al día tenemos sentimientos racistas o somos en extremo prejuiciosos?, ¿somos realmente mejores por ser de otro color?,
¿en qué ha mutado la esclavitud en estos tiempos?, ¿en trabajos de más de 12 horas?
... por fin pude redactar algo nuevo en mi blog... espero que no pase mucho tiempo antes de pensar en otro.
    Puede ser que quede
    un solo instante o una eternidad
    no sabes lo que tienes por andar
    el tiempo lo dirá.
    Puede ser que todo lo que sueñes
    se haga realidad
    que un segundo en el camino pueda más
    que una vida entera en la oscuridad
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás
    Cada vez que pierdas la partida
    juega una vez más.
    Recuerda que la herida sanará,
    atrévete y verás.
    Cada vez que sientas que la vida
    te ha dejado atrás
    no olvides que aún hay tiempo
    para despertar
    un nuevo sentimiento
    grande como el mar.
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás
    Cada golpe del destino
    cada amigo que se va
    deja huellas que ni el tiempo borrará.
    Cada paso en el camino
    nos acerca un poco más
    a ese sueño que algún dí­a llegará.
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás