<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d14073071\x26blogName\x3dCAFEDITOLANDIA!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cafedito.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CL\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cafedito.blogspot.com/\x26vt\x3d5880078415510119148', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Siéntanse absolutamente libres de visitar CAFEDITOLANDIA cuando les plazca. Mis duendes bloggeros y yo siempre estamos tratando de lograr el mejor ambiente para nuestras visitas. Cualquier reclamo, duda o sugerencia, dirigirse a las direcciones de la Vocería. Eso sería, ¿no?
"Inferno" de Dan Brown

domingo

"Tomates en cubitos"

Buen día.
Me he dado el lujo de retomar mi blog para postearos algo que sin duda los hará reflexionar de lo lindo.
Hace menos de una semana asistí a una ceremonia llena de amigos, risas y copete, también conocido como el popular "carrete", en la casa de Tomás.
De Tomás les puedo contar que es un chico normal de 18 años, algo bajo para la talla promedio, pero un tipo normal y buena onda, quien ese día quedaba solo en casa porque sus viejos salían fuera de Stgo. "¡Listo!", dijimos varios cuando nos llegó la autorización por parte de él para asistir a su casa a esta cumbre memorable.
Del resto de los invitados les cuento que asistieron "los mismos de siempre". Si necesitan el detalle: Juanito, Carlitos, Rodriguito, Sebastiancito, Giovannicito, Sergito y este humilde bloggercito.
Les puedo agregar que no hace falta saber mucho para entender que cuando 8 integrantes del Grupo de Teatro del Liceo Lastarria se reúnen en una actividad extraprogramática, se pasa muy bien. De hecho estoy pensando seriamente inaugurar la sección de terapias sociales donde los integrantes del Grupo acudan a carretes fomes para salvar el día. El proyecto lleva por nombre tentativo "Tomates en cubitos".
"¿Por qué?", se preguntarán ustedes... y yo también... pero no olviden que es un nombre tentativo que nació del hecho más cómico de la cita que tuvo lugar en casa del ya legendario Tomás.
Cuando ustedes tengan presupuestado comer completos con sus amigos, y le soliciten a alguien que vaya a comprar el pan, no olviden mencionarles el pequeño gran detalle que necesitan el pan para hacer COM-PLE-TOS, porque quizás sólo así, los encargados de las compras no volverán con una bolsa llena de hallullas.
Pero si aún cuando ya los completos han sido descartados, por razones obvias, y se reemplazan las vienesas por cecinas, no olviden por favor cortar el tomate en rodajas y no en cubitos, porque no hay nada más incómodo que comer hallullas con jamón, palta y tomate en cubitos... la escena cuando se te desarma todo y se te cae el tomate con palta en el mantel es una sensación bastante vergonzosa... que pudo haber sido evitada si el responsable de cortar tomates tuviera un poco más de imaginación...
¿O no?
PD: "Tomates en cubitos" incluye programas de karaoke en DVD, jugar al nervioso-tequilero, jugar domino-tequilero (uhh!!!), confeccionar VCDs con imágenes favoritas de un grupo de personas donde se puede colocar pifias a la persona que usted desee; cambiarle la letra a una canción añeja y pasada de moda; adivinar a qué dibujos animados del siglo pasado (literalmente) corresponde la melodía en la guitarra de Giovanni, etc... sólo ruego que la patente no salga tan cara y siempre y cuando que lo pasemos mejor que en la Tomatina.
    Puede ser que quede
    un solo instante o una eternidad
    no sabes lo que tienes por andar
    el tiempo lo dirá.
    Puede ser que todo lo que sueñes
    se haga realidad
    que un segundo en el camino pueda más
    que una vida entera en la oscuridad
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás
    Cada vez que pierdas la partida
    juega una vez más.
    Recuerda que la herida sanará,
    atrévete y verás.
    Cada vez que sientas que la vida
    te ha dejado atrás
    no olvides que aún hay tiempo
    para despertar
    un nuevo sentimiento
    grande como el mar.
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás
    Cada golpe del destino
    cada amigo que se va
    deja huellas que ni el tiempo borrará.
    Cada paso en el camino
    nos acerca un poco más
    a ese sueño que algún dí­a llegará.
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás