<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d14073071\x26blogName\x3dCAFEDITOLANDIA!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cafedito.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CL\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cafedito.blogspot.com/\x26vt\x3d5880078415510119148', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Siéntanse absolutamente libres de visitar CAFEDITOLANDIA cuando les plazca. Mis duendes bloggeros y yo siempre estamos tratando de lograr el mejor ambiente para nuestras visitas. Cualquier reclamo, duda o sugerencia, dirigirse a las direcciones de la Vocería. Eso sería, ¿no?
"Inferno" de Dan Brown

miércoles

No salva a nadie


Desde la primera vez que oí esa frase, pensé: "¿Qué mierda quiere decir?" o "¿A quién se refiere?". Y no sé si les ha sucedido a ustedes, pero a mí me pasa que cuando oigo esa frase me siento inmediatamente aludido. Y eso que a veces tengo plena conciencia de que se están refiriendo a una persona demasiado identificable. No sé, es como una cierta inseguridad mía tal vez. Vez que insultan a alguien, me siento identificado. Cosas mías no más.
Pero, ¿qué sucede con alguien que nunca ha oído esta frase antes?
Quizás podría pensar que se refiere a algún médico cirujano que perdió a uno de sus pacientes aún cuando todos sabían que las mejores probabilidades de sobrevivir no llegaban ni al 10%; o quizás que se refieran en forma irónica a Superman, precisamente cuando éste andaba en el espacio deteniendo un asteroide que podría haber extinguido la vida tal como la conocemos, pero en ese preciso momento el perrito "Bandido" de la vecina de enfrente era atropellado por el camión repartidor del gas; o quizás podría referirse a algún Ministro de Educación de por ahí...; quizás a Ronaldo; en una de esas también se refiera al salvavidas de la película "Tiburón", porque ese hueón sí que no salvó a nadie.
Vaya a saber uno a quién se refiere en el momento de decirla, pero una mejor pregunta, quién la habrá dicho por primera vez y vamos a saber refiriéndose a quién.
En fin, "ese hueón no salva a nadie", es ya una frase tan nuestra como el gas natural... o como el mar que antes era de los bolivianos, pero que antes era del propio mar no más... en fin...
Probablemente yo sea un hueón que no salva a nadie, pero heme aquí, digno y bloggeando.
Chau.
    Puede ser que quede
    un solo instante o una eternidad
    no sabes lo que tienes por andar
    el tiempo lo dirá.
    Puede ser que todo lo que sueñes
    se haga realidad
    que un segundo en el camino pueda más
    que una vida entera en la oscuridad
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás
    Cada vez que pierdas la partida
    juega una vez más.
    Recuerda que la herida sanará,
    atrévete y verás.
    Cada vez que sientas que la vida
    te ha dejado atrás
    no olvides que aún hay tiempo
    para despertar
    un nuevo sentimiento
    grande como el mar.
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás
    Cada golpe del destino
    cada amigo que se va
    deja huellas que ni el tiempo borrará.
    Cada paso en el camino
    nos acerca un poco más
    a ese sueño que algún dí­a llegará.
    Ven, déjate llevar por el corazón
    no te rindas nunca y ya verás.
    Lejos llegarás, si te falta fuerza en el camino
    sabes bien que contarás conmigo.
    Dime lo que quieres, dime lo que piensas,
    dime lo que sientes cuando lo sientas.
    Dime lo que sientas y no te arrepientas.
    Dime que tú puedes, dime que tú sueñas, no te desesperes cuando te pierdas.
    Dime que lo intentas y no te arrepentirás